.

Artículos Populares

Otaku : Eduardo Jiménez mayo 10, 2013

Series como Candy Candy, Mazinger Z o Heidi entusiasmaron al público, pero el verdadero boom del anime llegó con Dragon Ball, acompañado de Captain Tsubasa, Los Caballeros del Zodiaco, Sailor Moon, Ranma 1/2…
Estas series animadas japonesas están cargadas leyendas, mitologías y curiosidades. Algunas de ellas las comento en esta nota.


El final de Doraemon

 

LAS LEYENDAS URBANAS

Doraemon es, sin lugar a dudas, una de las series manga/anime más exitosas de todos los tiempos. Nació en el año 1969 en las manos de Fujimoto Hiroshi y Motoo Abiko, quienes firmaron la obra bajo el pseudónimo de Fujiko F. Fujio.
Los autores no podían imaginar la gran repercusión que alcanzaría su creación a nivel global, cautivando los corazones de los niños de todo el mundo. Incluso hoy en día y a pesar del fallecimiento de Fujimoto Hiroshi en 1996, las aventuras del “Gato Cósmico” continúan como siempre, por que el pobre Nobita nunca dejará de tener problemas…
Como todo buen mito, sin excepción, tiene sus leyendas, y las más famosas tratan sobre unos supuestos finales que en realidad son falsos, pero que gracias a Internet corrieron como la pólvora por multitud de foros y webs. Vamos con ellos.

1. LA BATERÍA DE DORAEMON

El primer final falso nos cuenta que un pequeño ratón royó la batería de Doraemon, y que la única manera de reparar al gato es borrando su memoria. Nobita rechaza la idea de “resetear” los recuerdos de su mejor amigo y se propone repararlo él mismo algún día. Para ello estudia mucho y se gradúa en el colegio con honores; más tarde se convierte en un experto en robótica e inteligencia artificial y finalmente repara a Doraemon.

Tajima T Yasue lanzó en el año 2005 un cómic dōjin relatando este final y consiguió vender más de 13.000 copias antes de que la editorial Shogakukan protestase y se interrumpiese la publicación. Dos años más tarde Tajima pediría disculpas a Shogakukan y le pagaría una cantidad indeterminada de los beneficios firmando así las paces.


2. EL AUTISMO DE NOBITA

El segundo final falso y el más pesimista de todos es el que nos cuenta que Nobita es un niño que padece autismo y que tanto Doraemon como el resto de personajes de la serie son una simple invención producto de su enfermedad y de su mente.

A muchos de los fans del gato robot les sentó muy mal el rumor y se manifestaron delante de la productora, la cual se vio obligada a comunicar públicamente que el final era falso.
En realidad, el triste final del “protagonista que padece autismo” pertenece a la serie St. Elsewhere que terminó en el año 1988, y curiosamente también fue atribuido falsamente a otras series como Captain Tsubasa (Campeones-Oliver y Benji).

3. LA PISTOLA SOLUCIONADORA DE PROBLEMAS


La pistola solucionadora de problemas” es simplemente un divertido homenaje de Néstor F. Nadsat a Fujiko F. Fujio, en el que se compadece de Doraemon por que siempre le tiene que lavar los trapos sucios a Nobita.

AL MARGEN DEL MITO

Doraemon es una serie que posiblemente nunca tenga final. Hay quien dice que esto se debe a que Fujimoto falleció antes de que estuviese previsto y para respetarlo decidieron no dárselo, aunque el motivo más pausible es que las aventuras del gato robot están cerradas. Todas las historias tienen un principio y un final, y como la serie sigue dando beneficios, las aventuras de Doraemon continuarán mientras sea rentable hacerlas. Sin embargo existen tres “finales” oficiales de Doraemon

LOS FINALES OFICIALES

La serie de Doraemon se llegó a suspender en dos publicaciones, ya que la editorial se dio cuenta de que los lectores iban creciendo y creyeron conveniente que un final era necesario.
El primer final oficial se publicó en la edición de marzo de 1971 en la revista Shogaku 4 nensei. En él se nos contaba que el gobierno del siglo XXII decidía aprobar una ley que prohibía los viajes desde el futuro, por los problemas que éstos estaban causando. Así pues, por este motivo, Doraemon se ve obligado a volver a su era dejando atrás a su amigo Nobita.
El segundo final oficial se publicó en la edición de marzo de 1972 de la revista nensei Shogaku 4. En esta ocasión Doraemon debe regresar al futuro para solucionar un problema, sin embargo teme que Nobita no lo deje marchar y por este motivo finge que tiene un problema mecánico y que debe regresar a su tiempo para que se lo solucionen, pero al final opta por contarle la verdad a su amigo y éste acepta su marcha.
El tercer final oficial iba a ser el definitivo por culpa de que la serie estaba cosechando menos audiencia de la esperada y por que el dúo Fujiko F. Fujio andaba trabajando en otros proyectos. Sin embargo los creadores decidieron no darle la espalda a Doraemon y continuaron con su publicación mensual.
En la edición de marzo de 1973 de la revista Shogaku 4 nensei, Nobita regresa a casa apaleado por Gigante (Gian) y allí Doraemon le comunica que debe regresar al futuro. Tras un último paseo de despedida por el parque, Nobita vuelve a encontrarse a Gigante y vuelve a pelearse con él, pero a pesar de los golpes del matón no se da por vencido por que quiere demostrarle a Doraemon que puede apañárselas él sólo, y por eso cada vez que cae al suelo vuelve a levantarse. Finalmente Gigante (Gian) al ver que no puede derrotar a Nobita ya que éste se levanta una y otra vez decide concederle la victoria. Doraemon se encuentra a Nobita sangrando por la boca y lo lleva a casa, y finalmente se marcha al futuro.
Este final, al contrario que los dos anteriores, se volvió a publicar, concretamente en el tomo manga número 6, y además se hizo una versión animada y extendida para la televisión. De las ampliaciones que se hicieron en la versión animada surgió la primera historieta del tomo 7 del manga, “El regreso de Doraemon”.

La homosexualidad de Los Caballeros del Zodiaco

 

Los Caballeros del Zodiaco (Saint Seiya) es la ópera magna de Masami Kurumada, una serie que causó furor a principios de la década de los noventa en España y en gran parte del mundo, y uno de los mejores embajadores en la mundialización de la cultura manga/anime más allá de las fronteras de Japón, aunque siempre a la sombra de la mítica Dragon Ball. Este shōnen nos relataba las aventuras de unos héroes destinados a combatir el mal. Un grupo de caballeros vestidos con armaduras de bronce cuyo destino era proteger a la Diosa Atenea de las fuerzas oscuras, a través de un guión aderezado con buenas dosis mitológicas.
Se puede decir

que los Caballeros del Zodiaco destacaban por dos razones. La primera de ellas, sin duda, era por sus intensos combates. Algo repetitivos a decir verdad, ya que siempre se desarrollaban de la misma forma. El caballero de turno recibía puñetazos de su rival hasta que éste estuviese cansado, entonces el protagonista se levantaba y le asestaba el golpe definitivo. Nadie dijo que fuese una buena técnica, y obviamente se producían numerosos daños colaterales, pero visto lo visto les funcionaba mejor que a Pegaso sus “Meteoros”.

En el caso de Ikki de Fénix cabe hacer una puntualización, puesto que era un caballero que se entrenaba al margen del grupo y por ello tenía ventajas. Cuando aparecía para ayudar a sus compañeros podía derrotar sin inmutarse al primer rival con el que se topaba, pero al enfrentarse al segundo recibía la paliza de rigor.
La segunda razón era que la serie tenía ciertos matices homosexuales, todo un secreto a voces en el patio del colegio durante el tiempo de recreo. Y es que en la época en la que se emitió en antena la serie, ciertas cosas que hoy en día pueden pasar por normales no lo eran en absoluto. Hagamos un repaso.

EL CABALLERO DE ANDRÓMEDA

Shun, el Caballero de Andrómeda, es un personaje andrógino que viste una armadura de color rosa, es pacifista por lo que odia combatir-¿para qué se metería a caballero?- y además es muy sentimental. En definitiva, tiene pluma y se comporta siguiendo el típico arquetipo de personaje femenino débil, una personalidad que contrasta con la de Ikki, su hermano y Caballero de Fénix.

LA NOVIA DE FÉNIX

Según cuenta el argumento de la serie, Ikki se va a la Isla del Fuego para obtener su armadura de caballero. Allí conoce a una chica que estéticamente es igual a su hermano, sólo que rubia. A lo largo de su entrenamiento acabará enamorándose de ella, antes de muera en circunstancias trágicas.

EL CALOR CORPORAL DE LA VIDA

 


Durante la Saga del Santuario, en la que los caballeros tienen que enfrentarse a los portadores de las armaduras de oro de los doce signos zodiacales, nos encontramos con un momento homosexual épico. Tras el combate entre Hyoga (Cisne) con el Caballero de Acuario, queda atrapado en bloque de hielo. Shun, sin pensarlo un momento, aprovecha la ventaja que proporciona la situación y se queda a él abrazado para liberarle de las ataduras ofreciéndole de buena gana su calor corporal.

OTROS PERSONAJES ANDRÓGINOS


Sin embargo, quien crea que Shun es el personaje más afeminado de la serie se equivoca. Afrodita, Caballero de Piscis, Misty de Lagarto o Sorrento de Sirena son prácticamente mujeres encerradas en un cuerpo de hombre. Tienen mucha más pluma-si cabe- que el caballero de las cadenas y unos ataques francamente ridículos.

Los nombres de los personajes de Dragon Ball

En las series de anime es muy frecuente encontrarse con que los personajes tienen unos nombres curiosos, y no sólo por lo exótico que pueda sonar el idioma japonés, sino por que además en muchas ocasiones son inventados y guardan algún tipo de significado oculto. Uno de los mejores ejemplos para ilustrar este hecho es Dragon Ball, para muchos la obra maestra de Akira Toriyama, aunque personalmente sigo prefiriendo la simpatía del Dr. Slump y de Arale.
Son Goku es el gran protagonista de la serie, y su nombre, según una antigua leyenda china, es el de un mono que viajaba en una nube. Uno de sus hijos (al igual que su abuelo adoptivo) se llama Son Gohan, que significa “arroz blanco”, mientras que el otro hijo se llama Son Goten, que significa “cielo”.
Bulma, la primera amiga de Goku, tiene nombre de pantalón deportivo femenino, probablemente heredado el nombre de la tradición de su padre, el Dr. Brief, o Dr. “Calzoncillo” según se mire. Esta costumbre “ropera” perdurará, y con el paso de los años Bulma acabará teniendo dos hijos con Vegeta, llamados Trunks (“bermudas”) y Bra (“sujetador”). Dos nombres perfectos para pasar una dura infancia en el colegio por culpa de las burlas de los compañeros.
Muchos de los amigos que hará Goku a lo largo de sus incansables aventuras tienen nombres de platos de la gastronomía oriental: Wooloong, Yamcha, Pooal, Pilaf, Ten Shin Han o Chaoz son algunos ejemplos.
Por otro lado la palabra Saiyan, que sirve para denotar a la raza del planeta Vegeta (“vegetal”), tiene origen en el intercambio de letras de la palabra japonesa “yasai”, es decir, “verdura”. De ahí que todos los personajes que proceden del planeta tengan un nombre vegetariano: Raditz (“rábano”), Vegeta (“vegetal”), Nappa (“nabo”), Broly (“brócoli”) y Kakaroto -el nombre saiyan de Son Goku- (“zanahoria”).
Las Fuerzas Especiales que ponen en jaque a Goku y a sus amigos en el planeta Namek tienen nombre de alimentos que se guardan en la nevera: Ginew (“leche de vaca”), Burtta (“mantequilla”), Reecom (“crema de leche”), Jeese (“queso”) y Ghourd (“yogurt”). No obstante son esbirros de Freezer (“congelador”), que a su vez es el hermano de Coola (“refrigerador”).
Como se puede ver, hay un montón de significados ocultos y de relaciones en los nombres de Dragon Ball, pero si reúno todos ellos corro el peligro de cansar al lector así que comentaré simplemente una última anécdota. Majin Boo es un monstruo creado por el poderoso mago Bidibi, que temiendo por su seguridad decidió encerrarlo en una esfera. Más tarde su hijo Badibi acudirá a la Tierra en busca de energía para despertar a Boo e intentar controlarlo. Pues resulta que los nombres “Bidibi, Badibi Boo” son un fragmento de una de las canciones de La Cenicienta, de Disney.

La Leyenda del Conejo de la Luna (Tsuki no Usagi)

 

En las noches claras, con el cielo despejado, si uno mira a la Luna Llena podrá observar entre sus manchas la silueta de un conejo.
Según cuenta una antigua leyenda azteca
… en una ocasión el dios Quetzalcóatl se disfrazó de hombre y se dispuso a caminar por el mundo. Anduvo sin parar durante el día y por la noche se sentó junto a un árbol, hambriento y cansado, cuando las estrellas iluminaban el firmamento. A su lado se encontraba un pequeño conejo comiendo zacate, y éste le ofreció compartir su alimento. Quetzalcóatl le dijo que él no comía zacate y el conejo sin pensarlo dos veces ofreció su cuerpo para que le sirviese de alimento. La deidad, sorprendida por la inmensa generosidad del animal, quiso agradecerle el gesto. -Conejito, aunque sólo seas un pequeño animal, por tu gran ofrenda todo el mundo se acordará de ti- le dijo, y lo levantó muy alto, hasta la Luna, donde su silueta quedó grabada para siempre.
Esta leyenda es compartida también por la cultura nipona, aunque con ciertas variaciones.
Hace mucho tiempo, un vagabundo cansado y hambriento se encontró con tres animales, un mono (a veces se dice que un oso), un zorro y una liebre, a los que les pidió que por favor le trajesen alimentos.
El mono se subió a un árbol y seleccionó la mejor fruta y el zorro utilizó sus artes de caza para traerle un jugoso pájaro; pero la liebre se sintió culpable por volver con las manos vacías por lo que encendió una fogata con unas ramas secas y se sacrificó para servir de alimento al vagabundo.
El vagabundo reveló su verdadera identidad. En realidad era una deidad de gran poder, y conmocionado por la generosidad y el sacrificio de la liebre decidió enterrar sus restos en la Luna.
En Japón, cuando cuentan esta historia a los niños se les dice que las liebres saltan tanto por que intentan alcanzar a su héroe en la Luna.
Este cuento popular, como parte de la propia cultura, tiene su reflejo en el manga y el anime. El ejemplo más claro es Sailor Moon, donde su protagonista se llama Usagi Tsukino, que significa literalmente “Liebre de la Luna“. En la traducción española su nombre era Bunny, que en inglés significa “conejito“, sin embargo los latinoamericanos la bautizaron como Serena, perdiendo el significado del juego de palabras y optando por un nombre que procede del latín y que significa “que trae la calma“.

Leave a Reply

Deja tu comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Locos Otakus - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -